Ante la inminencia de una inundación, es lógico que los propietarios de los animales traten de protegerlos dentro de las posibilidades que le otorga su ubicación geográfica y la expectativa del crecimiento de las aguas. INTA Concepción del Uruguay

Con la proximidad de la crecida,  quizás la mejor alternativa sea evacuar la totalidad del lote hacia territorios no inundables. Pero ésta opción es posiblemente la más costosa en cuanto a su valor económico y su implementación práctica.
ALTERNATIVAS MÁS ECONÓMICAS

Alternativas más sencillas de implementar, como la permanencia de los lotes en sectores más elevados del mismo establecimiento con suministro de alimento, constituyen procesos más razonables, desde el punto de vista económico y de su puesta en práctica. Esta posibilidad debe ser considerada como una situación transitoria ya que las distintas categorías del lote, poseen diferentes necesidades nutricionales, siendo los animales en desarrollo y los vientres en la última etapa de la preñez, los más demandantes en cuanto a la calidad del alimento que se suministre.

PROLIFERACIÓN DE ENFERMEDADES

Debe recordarse, que el anegamiento, la aglomeración de animales, la alta tasa de contacto animal-animal, la presencia de fauna silvestre en los territorios elevados y la dieta artificial, pueden influir en el estado inmunológico, provocando la aparición de enfermedades emergentes, las cuales bajo condiciones normales no habrían de presentarse.
Es por tanto, que contar con un adecuado calendario sanitario, que contemple la vacunación contra las enfermedades zoonóticas y las de posible aparición durante o con posterioridad a la “crecida”, sobre todo aquellas cuya forma de transmisión es a través del agua, deben ser consideradas, para proteger al capital animal de la empresa.
Es dable tener en cuenta, que los animales que sufrieron traslados, a veces prolongados, pueden sufrir también cierto deterioro de sus condiciones de resistencia a las enfermedades, además de que las nuevas locaciones muchas veces presentan oferta de patógenos diferentes a los de su lugar natural, para los que no tendrán en primera instancia suficiente respuesta inmune. Ésta circunstancia, hace que el retorno desde las locaciones transitorias haga incorporar a los lugares de residencia portadores de cepas distintas a las originales, circunstancia que debe ser considerada por el profesional de la salud para su eficiente control.

ESTRATEGIAS DE MANEJO, NUTRICIONALES Y SANITARIAS

La inundación de los establecimientos constituye una alternativa normal en la zona de islas, por lo tanto, establecer estrategias de manejo, nutricionales y sanitarias, que prevean al menos un período de contingencia, debería ser una previsión responsable de todo productor del territorio.