02-BFGoodrich-All-Terrain-2015-poew-633Según una evaluación realizada por Autoblog.

Todas las versiones de alta gama de las camionetas 4×4 más vendidas en el mercado argentino tienen neumáticos de asfalto lisas que ofrecen una prestación muy limitada en el campo.

Así lo indicó una evaluación –publicada en Autoblog– realizada por Jerónimo Chemes (La Chata Solidaria), Jacinto Campos (crítico rural de Autoblog), Renato Tarditti (director de la Revista Móvil) y Carlos Cristófalo (editor de Autoblog).

Los vehículos evaluados fueron Nissan NP300 Frontier LE 4×4 AT (737.000 pesos), Ford Ranger 4×4 Limited AT (748.000 pesos), Toyota Hilux SRX 4×4 AT (780.300 pesos) y Volkswagen Amarok Ultimate 4×4 AT (791.900 pesos) (no se incluyó a Chevrolet S10 porque en junio próximo se presenta una nueva versión mejorada de la misma)

En la evaluación se consideró que las cubiertas –que tiene un costo muy elevado– son absolutamente inútiles para algo que no sea el asfalto y que en caminos rurales en mal estado es necesario tener mucho cuidado para no romperlas. Las cubiertas se empastan apenas pisan un poco de barro. Además, las ruedas anchas, que tal vez sean muy útiles en la arena, no son la mejor alternativa para andar por el barro, donde son preferibles cubiertas más delgadas y con más taco.

Las cuatro camionetas tienen frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción. Pero mientras la Ranger y la Hilux tienen siete airbags, Amarok tiene cuatro y Frontier sólo dos. El motor de la Ranger, con cinco cilindros, es el más adecuado para trabajos exigentes en el campo. En el motor de la Hilux se destaca la suavidad con la que trabaja: es el más silencioso y el que menos vibra.

Amarok tiene la mejor suspensión y es la más estable en ruta, pero eso se vuelve en contra en caminos rurales en mal estado. Ranger y Hilux mejoraron mucho la suspensión. Un detalle: el capot de la Frontier vibra demasiado y transmite la sensación de que está mal cerrado.

Al cargar un rollo de pastura de 550 kilos en cada camioneta, sólo en la Frontier el mismo entró un poco justo, mientras que en la Ranger se evidenció que la barra sobre la caja limitó la capacidad de carga de algo tan voluminoso como un rollo de pastura.

Insólito: no se pudieron hacer pruebas de remolque porque ninguna de las cuatro camionetas viene de serie con el gancho (se ofrece como un adicional). Además, la Hilux no tiene enganche de rescate trasero.

Resumen: Ford tiene por fin un producto para pelearle mano a mano a Toyota. Pero en el servicio de postventa Toyota sigue siendo el líder del mercado y buena parte de las decisiones de compra se terminan definiendo por ese factor.