251px-Mate_en_calabazaDr.: Jorge Dotto (*)
Una imagen clásica del campo es ver a los trabajadores tomar mate en forma constante. “Una observación que uno debe tener presente es que las personas que toman mucho mate tienden a ser delgadas. Claramente no es una generalización para hacer, pero sí que hay un mito instalado que relaciona a esta infusión con la pérdida de peso”, dijo Dotto. Y los científicos llevan años analizando este fenómeno.
“Está demostrado que después de consumir esta bebida por 45 días se retrasa el vaciamiento del estómago y estimula a nivel del cerebro el centro de la saciedad, lo que combinado causa pérdida de peso. El mate regula la expresión del gen GLP-1 donde actúa la hormona glucagón, producida por el páncreas y cuya función es elevar el nivel de “azúcar en sangre” (glucemia) cuando está baja. También ejerce un efecto sobre la leptina, conocida como la “hormona de la saciedad” que se produce en las células grasas del cuerpo, la cual participa del mecanismo de balance de la energía corporal, e inhibe la sensación de hambre”, explicó Dotto, derribando el mito y convirtiéndolo en realidad.
Por lo tanto, el mate, al estimular la sensación de saciedad en el cerebro, el GLP-1 gen y la leptina, claramente tiene un efecto que hace que la persona no tenga hambre, y por ende, al no comer, o que tenga menos ganas de alimentarse, pierde peso. Por supuesto, que esto es un efecto aislado y de ninguna manera es una manera médica como tratamiento para tratar la obesidad, y ante cualquier duda o consulta, hay que consultar a un médico.
¿De dónde vienen estos beneficios?
La yerba mate (Ilex paraguariensis) es un árbol subtropical que puede llegar a medir hasta 18 metros, se cultiva principalmente en Argentina, Brasil y Paraguay. En estos tres países se realiza la mayor producción del mercado con más de 1.000.000 de toneladas en una extensión total de 326.000 hectáreas. La Argentina es el mayor productor mundial con 800.000 toneladas, lo que representa el 85% de la producción total.
A nivel molecular, hay un dato curioso realmente increíble: la yerba mate contiene 32.355 genes (ADN), unos 10.000 genes más que el genoma humano (20.000-25.000 genes). Por otra parte, también se derrumba el mito al conocer que la “mateína” no existe. En realidad, es un nombre que se utiliza frecuentemente y de manera errónea, pero la sustancia activa es la cafeína, sustancia que la ciencia demostró que uno de los componentes más importantes que tiene esta infusión.
(*) Médico (UBA), patólogo y genetista, autor del libro “Genética. Cómo puede cambiar nuestras Vidas)